miércoles, 14 de agosto de 2013

Porrinas de Badajoz

José Salazar Molina nacido en Badajoz en 1924. Cantaor gitano y seguramente el más famoso cantaor que ha dado Extremadura. Perteneció a una familia en la que siempre se conoció el cante y el baile. Buen número de los cantaores extremeños en activo son miembros de su familia. 
Se estableció joven en Madrid, donde alcanzó pronto una gran popularidad y desde donde contribuyó a que el cante de su tierra se conociera fuera de su territorio natural. Genial y heterodoxo, como tal se comportaba en cuanto hacía. "Un dandy en el país del tocino y la envidia", le llamó alguien por su preocupación en el vestir, de una elegancia extravagante como es frecuente entre los gitanos que se afanan en vestir bien. Solía llevar gafas oscuras "para ver lo que yo quiero", y siempre un clavel en la solapa. Decía que cantaba "por deber de raza". 
Hizo varias películas. Porrina tiene hoy monumento en la plazuela de la Soledad, inmediata a la famosa Plaza Alta de Badajoz, por cuyos aledaños anduvo mucho el cantaor de niño y adolescente. En la placa de ese monumento figura una frase que Porrina paseó con orgullo por el mundo: Gitano y de Badajoz; el título de un fandango suyo que casi siempre se veía obligado a interpretar en sus actuaciones. Su cante fue de gran preciosismo, gracias a una voz dulcísima que él empleaba muy sabiamente para obtener melismas y tonalidades de gran belleza. Zambrano le atribuye la creación de un fandango personal que se basa sobre todo en la voz singularísima del cantaor, "que igual rompe sin techo en los altos, que pica en unos inimitables tonos bajos a medio falsete que muy pocos artistas han poseído".
Falleció en 1977. 

No hay comentarios: