martes, 8 de enero de 2013

El Príncipe Gitano

 
Enrique Castellón Vargas nació en Ruzafa ( Valencia) en 1928. De padres de raza calé dedicados a la venta ambulante, quiso ser torero, aunque su medrosidad, confesada por él mismo, le impidió continuar en los ruedos, donde únicamente tomó parte en algunas novilladas.

Se dedicó primero a dar palmas de acompañamiento en el espectáculo «Cabalgata», de 1942, el mismo en el que tomó parte una primeriza Lola Flores. Luego se convirtió en cantaor y cancionero, alternando sus interpretaciones flamencas y de coplas, primero en espectáculos encabezados por Carmen Morell y Pepe Blanco, y Antoñita Colomé y Mari Fe. A finales de 1948 ya tuvo espectáculo propio en el Fontalba, «Toros y coplas», que le escribieron Ochaíta, Valerio y Solano. De gran atractivo físico y muy apreciables condiciones para el cante, dio a conocer populares canciones: Tani, El gurugú, Los mimbrales, Cariño de legionario... En los años cincuenta gozó del favor de los públicos. En 1951 presentó en su espectáculo "Ronda ya tiene torero" a su hermana Dolores Vargas, «La Terremolo Moreno», en el que contrató a Tony Leblanc, que empezaba su imparable carrera de galán cómico. En posteriores espectáculos, el "Príncipe Gitano" dio oportunidades a nuevos artistas, .como Manolo Escobar, Mikaela y Rocío Jurado. Rodó varias películas, entre ellas "Brindis al cielo", donde interpretaba a un torero. Hacia 1960 estrenó El Porompompero, pero por problemas surgidos con su casa de discos, la canción serviría para que Manolo Escobar se diera a conocer en toda España cuando la grabó.

Personaje de gran fantasía gozó de su popularidad en posteriores décadas, ya con sus facultades notablemente mermadas. Pero él, siempre voluntarioso y con una vocación a prueba de dificultades, siguió en activo y componiendo canciones aflamencadas en plena era pop, como Obí-Obá, de la que existe una versión suya y una de los Gipsy Kings, gitanos galos que la dieron a conocer en toda Europa en los años ochenta.

No hay comentarios: