miércoles, 2 de enero de 2013

Ofelia de Aragón

Ofelia de Aragón nació en el Monasterio de Piedra, Zaragoza en 1888 falleció en Madrid en diciembre de 1980 y su nombre real era Jacinta Roy Yagüe. Fue cantante de jotas y, desde el final de los años veinte, cupletista.
Fue la mayor de las niñas de 10 hermanos, todos muy dotados para la jota, talento que heredaron de la madre. Vivió también en Cimballa, Torralba de los Frailes y Llumes. Su infancia fue la típica de una niña campesina, aunque antes de cumplir los 15 años quedó embarazada de su hijo Emilio.
Fuera por el embarazo, fuera para rentabilizar su talento como jotera, se trasladó a Madrid, donde residían unos parientes. Su primer éxito lo consiguió en 1913, ganando un premio de jotas en la Ciudad Lineal. Para asegurarse el éxito, estudió con el maestro Bodalo, que le enseñó los rudimentos de la cuplé. Así tuvo su debut en el teatro Novedades.

En el verano de 1917 ya era la estrella del teatro Romea, volviendo durante los siguientes años. Viajó en diversas ocasiones a América, donde permaneció en 1924 y 1928; en 1926 tuvo un gran éxito en Buenos Aires. También pasó por París, Niza, Montecarlo y otras capitales europeas. Los años de mayor éxito fueron en torno a 1930, época en la que los hermanos Quintero le escribieron la canción La mesonera de Aragón, con música de Genaro Monreal, una de las más famosas de su repertorio.
Ofelia de Aragón fue la pionera en introducir la canción regional en el escenario, género que acabó por sustituir al cuplé en los gustos del público en la década de 1930 y que culminaría con el dominio absoluto de lo andaluz en la década de 1940. Así, Ofelia consiguió triunfar llevando la jota a los escenarios de todo el país, aunque también dominaba los repertorios gallego, valenciano, andaluz, vasco, canario o el chotis madrileño. También cantaba otros géneros, del vals, la zamba, e incluso el tango. Álvaro Retana la consideraba la cantante de variedades más completa de su tiempo, «cantando jotas no la superó nadie».,
También fue empresaria, dirigiendo el teatro Romea durante algún tiempo. En esa época debutó Miguel de Molina, con un espectáculo de Ofelia de Aragón. De empresaria ganó mucho dinero, lo que la llevó a tener dificultades durante la Guerra Civil, que pasó en Madrid.

Ofelia se retiró del espectáculo en 1946. Murió a en 1980, olvidada.

No hay comentarios: