jueves, 6 de diciembre de 2012

Gracia de Triana

Gracia de Triana nace en el popularísimo barrio de Triana, el día 26 de Enero de 1.919.

Gracia de Triana se hizo popular con aquella canción por serranas: Ovejitas blancas, de Perelló, Palma y Monreal, que interpretó en la película Castañuela, y que el público tarareaba con mucho cariño.

Con esa voz cálida y sensual, con tez morena y el pelo negro, recogido en un clásico moño andaluz, y luciendo la no menos clásica peineta; con un estilo personal.

Gracia de Triana, como todas las cancionistas y cantaoras de la época, fue captada también por el cine. Junto a Miguel Ligero y José Nieto, interpretó La Cruz de Mayo, dirigida de nuevo por Florián Rey, y estrenada en Madrid en 1957, y en donde, una vez más, lo primordial era el lucimiento de la voz de la trianera.

Hizo famosas también las canciones Que buena soy, La hija de don Juan Alba, La muerte de Manolote, Guitarra no llores, La hija de la Giralda, Rincón de España y Los aceituneros, con las que alcanzó gran fama en España e Hispanoamérica, triunfando plenamente en el gran Teatro Blanquita de Cuba.

Retirada del mundo del espectáculo, regentó una pensión en la madrileña calle Luna, donde falleció en 1989.

No hay comentarios: